Enciclopedia y Guía Familiar de Alimentación, Nutrición y Dietética

Enfermedades

 

Campos Específicos

Aparato, Órgano o Sistema: Órganos de los Sentidos

Enfermedad: Sinusitis

Descripción


La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales, cuatro pares de cavidades en los huesos del cráneo que forman parte del sistema de “desagüe” de la cabeza.

La localización de éstos senos:

• Hay senos encima de los ojos (senos frontales),
• a cada lado de la nariz,
• por dentro de los pómulos (senos maxilares), y
• detrás del tabique nasal (senos esfenoidales).

A pesar de que todos los senos pueden resultar afectados, en la mayoría de los casos la sinusitis afecta a los senos frontales y/o a los senos maxilares. Sin embargo, cada individuo tiende a presentar problemas en un par particular.

Cuando los senos son demasiado pequeños o por su ubicación no alcanzan a manejar el volumen de moco que se produce, se pueden obstruir. La presión en los senos aumenta y ocasiona dolor. La obstrucción de los senos durante un periodo largo favorece la infección.

La sinusitis puede ser aguda o crónica.

La causa de la sinusitis aguda suele ser una infección bacteriana o viral en la nariz, la garganta o el tracto respiratorio superior, como ocurre en el resfriado común. Más del 50 por ciento de todos los casos de sinusitis son producidos por bacterias.

La sinusitis crónica, por su parte, puede deberse a pequeños crecimientos en la nariz, a lesión en los huesos nasales, a tabaquismo y a exposición a olores y a emanaciones irritantes.

La sinusitis alérgica puede ser provocada por fiebre del heno (hay fever) o por alergias alimentarias, especialmente a la leche y a los productos lácteos.

Las personas cuyo sistema inmunológico está débil es susceptible a la sinusitis producidas por hongos, una condición potencialmente peligrosa que requiere tratamiento intensivo.

Entre los síntomas de la sinusitis están:

Fiebre (habitualmente baja, aunque en algunos casos puede ser alta)

Tos

Dolor de cabeza

Dolor de oído

Dolor de muelas

Dolor en la cara

Presión en el cráneo

Dificultad para respirar por la nariz

Pérdida del sentido del olfato 

Sensibilidad anormal en la frente (justo por encima de los ojos), en los pómulos o en el área del tabique nasal que le causa dolor, es posible que tenga infectados los senos paranasales.

En algunas ocasiones la sinusitis produce hinchazón en la cara, congestión nasal y secreción espesa. Los síntomas de la sinusitis pueden producir otros efectos desagradables. El goteo posnasal ocasiona dolor de garganta, náuseas y mal aliento; la dificultad respiratoria puede propiciar los ronquidos y la pérdida del sueño.

 

RECOMENDACIONES

Haga una dieta que consista en un 75 por ciento de alimentos crudos.

Tome agua mineral y zumos de frutas y  verduras frescas en abundancia.

Consuma también muchos líquidos calientes, como sopas y tés de hierbas. Estos líquidos ayudan a que la mucosidad fluya, lo cual alivia la congestión y la presión en los senos. Agregar pimienta de cayena y cebolla cruda acelera aun más la curación.

Elimina el azúcar de su dieta. Reduzca su consumo de sal.

No consuma productos lácteos, excepto productos bajos en grasa y agrios, como el yogur. Los productos lácteos aumentan la formación de mucosidad.

Haga un ayuno de limpieza..

Mezcle una taza de agua caliente con media cucharadita de sal de mar y una pizca de bicarbonato de soda. Utilice un frasco que se pueda comprimir (se consigue en las farmacias) o un cuentagotas para introducirse la solución en la nariz (primero en una fosa nasal y después en la otra). Repita este procedimiento tres o cuatro veces al día, según lo congestionada que esté la nariz.

Colóquese una compresa de mentol o de eucalipto sobre los senos de la cara para aliviar el edema y el dolor. Si la compresa le causa irritación, descontinúe su uso.

Use un vaporizador para facilitar la respiración y aflojar las secreciones.

Haga inhalaciones de vapor para promover el drenaje y aliviar la presión. Ponga a hervir una olla de agua y agregue unas cuantas gotas de aceite de eucalipto. Retire la olla del fuego y coloque la cara a unas seis pulgadas de distancia para inhalar el vapor (no se acerque mas pues podría quemarse o desarrollar irritación). Colóquese una toalla en la cabeza para atrapar al máximo el vapor y respire profundamente. Haga esto varias veces al día entre cinco y diez minutos cada vez. Otra opción es darse una ducha caliente para aliviar el dolor y la presión de la sinusitis.

Utilice compresas calientes o compresas de hielo para aliviar el dolor (pruebe ambas alternativas y fíjese cual le da mejores resultados).

Si está tomando antibióticos para la infección, no deje de tomar algún suplemento de acidophilus. No se toma el acidophilus al mismo tiempo que el antibiótico.

Si está utilizando algún descongestionante, siga las instrucciones y no sobrepase el tiempo que le haya recomendado el médico. En lo posible, evite las gotas y los sprays nasales porque pueden producir adicción y alterar el funcionamiento normal de los senos paranasales. Además, las gotas y los esprays, al igual que los inhaladores, constriñen los vasos sanguíneos de la nariz, lo que eventualmente los debilita. Mas aún, descontinuar los descongestionantes puede causar un efecto de rebote, es decir el edema puede empeorar al dejar de utilizarlos. Los descongestionantes también pueden elevar peligrosamente la presión arterial. No utilice estos medicamentos si su presión arterial es alta o si tiene algún problema cardiaco.

Si la sinusitis le produce lagrimeo o hinchazón, enrojecimiento y/o ardor en los ojos, utilice algún producto a base de vitaminas, minerales, antioxidantes, aminoácidos importantes, bioflavonoides activos y ginkgo biloba que protege los ojos y estimula el sistema inmunológico.

No se suene con fuerza, pues el moco se podría devolver a los senos paranasales. En cambio, es conveniente sorber para que la mucosidad nasal pase al fondo de la garganta y pueda ser expulsada.

No fume y evite los ambientes donde hay humo. Si usted vive en un área con smog, compre un purificador de aire o trasládese a un área menos contaminada

Si sus ojos presentan hinchazón, consulte con su médico porque podría tratarse de un problema serio.

Hágase examinar la dentadura periódicamente. Las infecciones de la boca se propagan fácilmente a los senos paranasales.

 

Productos Recomendados

Dietistas y Nutricionistas   Guía de Restaurantes   Consultorio Dietético