Enciclopedia y Guía Familiar de Alimentación, Nutrición y Dietética

Enfermedades

 

Campos Específicos

Aparato, Órgano o Sistema: Sistema Reproductor

Enfermedad: Vaginitis por Hongos

Descripción

Cuando un hongo como Candida albicans se propaga e infecta la vagina, el resultado es un tipo de vaginitis conocido como vaginitis por hongos. Como la candida es parte de la flora normal del organismo, prácticamente todas las mujeres presentan infección por hongos en algún momento de su vida. Entre los síntomas mas frecuentes de vaginitis por hongos están  irritación local, abundante secreción viscosa y blancuzca, y escozor intenso. La piel del área vaginal se enrojece y duele.

Las infecciones por hongos son frecuentes durante el embarazo, pues la acidez y el contenido de glucosa de las secreciones vaginales se alteran. Los anticonceptivos orales, que producen un efecto similar en el organismo, también pueden provocar vaginitis por hongos. Los DIUs, dispositivos intrauterinos, crean un medio favorable para el desarrollo de los hongos porque disminuyen las secreciones vaginales normales.

Debido a que hongos como C. albicans prosperan en medios ricos en glucosa, las mujeres diabéticas son mas propensas a la vaginitis por hongos. Tomar antibióticos a menudo conduce a infecciones por hongos, porque los antibióticos no solo destruyen las bacterias infecciosas sino también las bacterias “buenas” que normalmente evitan la proliferación de organismos como la cándida.

La vaginitis por hongos también se puede transmitir sexualmente. Esta seria la razón por la cual algunas mujeres sufren de infecciones por hongos de manera crónica y/o recurrente. Algunas mujeres son particularmente vulnerables a este tipo de infección después del periodo menstrual. Esto se debe a que el flujo menstrual y los ciclos hormonales provocan una serie de cambios en el medio vaginal. Otros factores que pueden contribuir a las infecciones por hongos son las alergias, las deficiencias nutricionales, la mala higiene y el consumo de carbohidratos refinados.

Recomendaciones

  • Incluya en su dieta yogur bajo en grasa y productos agrios, como kefir. El yogur y los productos agrios contienen microorganismos llamados lactobacilos, que destruyen los hongos y se encuentran normalmente en el intestino y en la vagina. Para que sea eficaz, el yogur debe contener cultivos de bacilos vivos. El mejor yogur es el que se prepara en el hogar. Las yogurteras son fáciles de utilizar y su precio es relativamente bajo.
  • No consuma azúcar, fruta, carbohidratos refinados ni dulces o golosinas de ninguna clase mientras la infección este activa. Los hongos proliferan en medios ricos en glucosa. También debe evitar el alcohol, los quesos maduros, los alimentos fermentados, los hongos, las levaduras y os productos con levadura.
  • Evite todos los productos lácteos, excepto yogur desnatado y demás productos lácteos.
  • Cuide la salud de su sistema inmunológico. Descanse lo suficiente, haga una dieta sana y haga ejercicio con regularidad y moderación. Evite el estrés y los antibióticos.
  • Hágase duchas mezclando dos capsulas de zumo de ajo fresco en un cuarto de litro de agua tibia. Alterne este tratamiento con duchas de acidophilus. Abra dos capsulas de acidophilus y agréguelas a un cuarto de litro de agua tibia. Mientras que el ajo combate la infección, el acidophilus ayuda a restablecer tanto la flora como la acidez normales del organismo.
  • Utilice supositorios de ajo. Pele un diente de ajo y envuélvalo en un trocito de gasa estéril. Lubrique el supositorio e introdúzcalo en la vagina, asegurándose de que por fuera quede una “colita” de gasa. Cámbiese el supositorio cada doce horas y hágase este tratamiento durante tres días.
  • Mantenga limpia y seca el área vaginal. Después de bañarse, séquese utilizando un secador de cabello (en una temperatura baja) a una distancia de seis a ocho centímetros del área vaginal. Utilice prendas de vestir sueltas y de algodón, y ropa interior de algodón blanco para que el aire pueda circular libremente.
  • Para reemplazar las bacteri9as “amigables” y restablecer la flora intestinal normal, hágase un enema de retención de L. Bifidus.
  • Lave su ropa con un detergente sin aroma y evite los ablandadores de telas. Usted puede colocar su ropa interior en el horno de microondas para destruir los hongos. Humedezca la prenda, exprímale bien el agua y colóquela en el horno de microondas durante treinta segundos.
  • Evite el contacto con cualquier químico potencialmente irritante. Esto significa que debe evitar el papel higiénico de colores y/o aromatizado, los perfumes, los desodorantes, la ropa interior de color, los esprays para la higiene femenina y los lubricantes sexuales que se consiguen en el comercio.
Dietistas y Nutricionistas   Guía de Restaurantes   Consultorio Dietético