Enciclopedia y Guía Familiar de Alimentación, Nutrición y Dietética

Salud Alimentaria

Salud Alimentaria

Esta SECCION de NUTROPEDIA es obligada. Porque obligado es dar a conocer no sólo a los ciudadanos, sino a los Profesionales de la Salud, a los Restauradores y a los Profesores de Colegios, Institutos y Universidades, sobre todo lo que rodea a la producción, manipulado, añadidos, conservación, envasado, etiquetado y puesta a la venta, de los alimentos.

La producción de un alimento debe ser bien conocida desde sus orígenes. Si es de una planta o de un animal, como se lleva su extracción. Como se manipula higiénicamente tanto el ambiente donde se desarrolla el proceso como las partes que se implican en él.

Es necesario que para el transporte, para el mantenimiento e incluso para el consumo, muchos alimentos deben ser tratados con colorantes, aditivos, etc, pero hay que saber cuales están autorizados y en qué condiciones para que no se conviertan en nocivos para nuestra salud.

Esencial saber las condiciones de conservación del alimento en cuestión. No sólo como se ha conservado hasta que llega al consumidor sino como puede éste conservarlo en optimas condiciones. La fecha de producción, envasado y caducidad son esenciales para una calidad alimentaria óptima.

El envasado hoy en día es fundamental. Saber cuales son aquellos procedimientos autorizados y las características de los mismos es también parte del proceso alimentario. Y el ciudadano tiene que saberlo.

Cuando uno compra un artículo tiene el derecho y casi la obligación de leerse la etiqueta. Una etiqueta fácilmente legible y en lugar destacado, no sólo para cautelar que ése alimento que adquiere le resultará bueno para su salud, sino porque será una herramienta fundamental a la hora de que puedan aparecer intoxicaciones, alergias o enfermedades derivadas de su consumo. Empresa y consumidor, salvan así sus responsabilidades.

Por último llegaremos a los puntos de venta y sus características. Una higiénica presentación, un personal debidamente protegido y entrenado y unas condiciones ambientales de limpieza, fácil acceso a los productos, información y letreros adecuados, son esenciales, pero no por ello únicos. Los mercados tradicionales, donde el artesano expone sus productos, también debe seguir esas mismas normas de higiene e información. El decir que está hecho artesanalmente no es sinónimo de calidad ni mucho menos de garantía para la salud de los consumidores. Hay que demostrarlo.

Dietistas y Nutricionistas   Guía de Restaurantes   Consultorio Dietético