10 consejos bajar el ácido úrico y prevenir la gota

Desde nutropedia te vamos a proponer 10 consejos fundamentales para bajar el ácido úrico en tu cuerpo y, con ello, prevengas los temidos ataques de gota provocados por una hiperuremia o exceso de ácido úrico.

¿Qué es la gota?

El ácido úrico, el causante de la gota, procede de las purinas que contienen los alimentos que consumimos.

Como nos comentan desde la wikipedia:

Cuando las purinas son metabolizadas en el interior de las células se produce ácido úrico. Este ácido úrico puede cristalizar en las articulaciones, por diferentes motivos, produciendo gota o en los riñones o vías urinarias produciendo así litiasis úrica. Si en cambio se degradan en el intestino delgado por medio de enzimas pancreáticas se hidrolizan en nucleósidos y bases libres.

La función de las purinas tiene un papel destacado en la regeneración celular. Un exceso de estas es evacuado del cuerpo en la orina en forma de ácido úrico. El principal problema es cuando la concentración de este en sangre es muy elevada se produce una cristalización de este ácido.

El cuerpo, ante este peligro, envía el exceso de ácido úrico a zonas periféricas, lejos de órganos vitales como el corazón, por ello tiende a acumularse en las extremidades, sobre todo el las piernas debido a la gravedad.

Esa acumulación cristalina origina los tofos de la gota, visibles extensiones inflamadas de los tejidos de esas extremidades. Provocan mucho dolor.

Desde Nutropedia queremos ayudarte a evitar los efectos perniciosos de la hiperuremia y puedas evitar que la gota haga mella en tu salud.

Consejos alimentarios para reducir el ácido úrico

1. Cuando tengas un ataque de gota, consume únicamente frutas y vegetales crudos (es mejor tomarlos en zumo). Mantén esta dieta durante dos semanas. El zumo de cereza congelado o fresco es excelente. Toma también zumo de apio diluido con agua mineral, no del grifo. Las cerezas y las fresas neutralizan el ácido úrico, por lo cual se deben consumir en abundancia. Incluye también en tu dieta nueces.

2. Mantén una dieta baja en purinas. Las purinas son compuestos orgánicos que contribuyen a la formación de ácido úrico y se encuentran en alimentos como anchoas, espárragos, consomé, arenque, salsas de carne, champiñones, mejillones, sardinas y mollejas.

3. Bebe abundante agua de buena calidad. Los líquidos favorecen la excreción de ácido úrico.

4. Evita todas las carnes, incluidas las vísceras. La carne contiene cantidades sumamente altas de ácido úrico.

5. No consumas alcohol. El alcohol aumenta la producción de ácido úrico y se debe eliminar de la dieta.

6. No consumas alimentos fritos, nueces asadas ni ningún alimento que haya sido cocido con aceite, o que contenga aceite que haya sido sometido al calor. Los aceites se rancian al calentarlos. Las grasas rancias destruyen rápidamente la vitamina E, lo que promueve la liberación de altas cantidades de ácido úrico.

7. Evita los alimentos ricos en calorías, como las tartas. Excluye de tu dieta los productos que contienen harina blanca y azúcar.

8. Evita el aminoácido glicina. La glicina se convierte en ácido úrico más rápidamente en la gente que sufre de gota.

9. Limita tu consumo de cafeína, coliflor, fríjol seco, lentejas, pescado, huevos, guisantes, aves de corral, espinaca y productos con levadura.

10. Si tienes exceso de peso, pierde esos kilos que te sobran. Bajar de peso ayuda a reducir los niveles séricos de ácido úrico. Sin embargo, evita las dietas demasiado restrictivas para bajar de peso. Reducir abruptamente la ingesta de alimentos o ayunar durante más de tres días puede hacer que se eleve el nivel de ácido úrico. Por supuesto, haz deporte, el ejercicio es una de las grandes armas contra la obesidad.