Curcumina (E100)

Curcumina E100

¿Qué es la curcumina o E-100?

La curcumina o colorante alimentario E100 se extrae de la cúrcuma (jianghuang o curcuma longa) uno de los los componentes esenciales del curry.  Para conseguir este condimento se emplea el rizoma de esta que, generalmente, proviene de la península de la India, China e Indonesia.

Tiene un  aspecto visual similar al jengibre, parecido que se amplía a su aroma, no debemos olvidar que la cúrcuma y el jengibre pertenecen a una misma especie vegetal y que la curcumina es una molécula que forma parte de esta última, pero en menor medida que la cúrcuma.

Posee un sabor cálido y un poco amargo.

Otros nombres: Amarillo natural 3, colorante amarillo o CI 75300.

Efectos secundarios y toxicidad de la curcumina

La curcumina tiene pocos efectos secundarios:

Se ha demostrado que las dosis de hasta 8 g de curcuminoides en humanos no están asociadas con muchos efectos adversos, y las pruebas in vitro sugieren que la curcumina tiene un umbral de seguridad bastante grande.

Los efectos adversos de la cúrcumina son casi inexistentes en un consumo alimenticio moderado, aunque hay un número muy reducido de personas que experimentan efectos negativos como: mareos, náuseas, disfunciones estomacales y colitis.

Podría presentar efectos adversos en usos medicinales o en suplementos alimenticios usados de forma masiva.

Un suplemento de 90 días en ratas demostró que la sobredosis o la ingesta a largo plazo de curcumina podría provocar estrés oxidativo, inflamación y trastornos metabólicos que posiblemente causen daño hepático

Más que de toxicidad o de efectos adversos se habla de contraindicaciones e incompatibilidades del uso del E-100.

Contraindicaciones e incompatibilidades del E-100

La cúrcumina puede estar desaconsejada durante el embarazo por su capacidad para promover la menstruación (efecto emenagogo) y estimular el funcionamiento del útero con lo que todo ello tiene en aumentar el riesgo de abortos.

Aunque habría que matizar esto porque de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center

la cúrcuma es segura para las mujeres embarazadas, pero solo cuando se utiliza como condimento para sazonar los alimentos. No es seguro tomar la cúrcuma como suplemento o usarla como un tipo de medicamento alternativo durante el embarazo. Si es alérgico a la cúrcuma, debe evitarla durante el embarazo.

Se desaconseja su uso para personas que padecen de cálculos biliares ya que puede intensificar su formación

Personas con piel sensible o dermatitis atópicas deben tener especial cuidado con el contacto con la cúrcuma porque puede afectarles.

Alimentos en los que se emplea el aditivo

Embutidos crudos, frutas y hortalizas elaboradas, mantequillas, quesos, leche, yogur, mostaza, té, productos de pastelería.