Los radicales libres: que son, tipos y consecuencias

Radicales libres

¿ Qué son los radicales libres ?

Los átomos estables de oxígeno, poseen ocho electrones, pero se convierten en inestables cuando pierden un electrón. Entonces aparecen los Radicales Libres, átomos de oxígeno que poseen sólo 7 electrones. Para que funcione, al faltarle un electrón, lo toma prestado de la membrana celular y produce así otro radical libre más dando lugar a una reacción en cadena que en las células conlleva un malfuncionamiento.

Y la única forma de terminar con ésas reacciones en cadena es con la acción de los antioxidantes, los cuales neutralizan los átomos de oxigeno.

Los radicales libres son moléculas altamente reactivas y como consecuencia generan una desorganización en las membranas celulares de nuestro organismo. Dicho desorden resulta fatal para el funcionamiento celular.

En la mayoría de los casos los radicales libres se generan como resultado del metabolismo de las células de nuestro organismo y debido a una toxicidades exógena.

Tipos de radicales libres

Internos

  • El ejercicio muy intenso
  • El estrés
  • Los propios del metabolismo

Externos

  • Una mala alimentación
  • El consumo de tabaco
  • El consumo de alcohol
  • Los medicamentos
  • La contaminación
  • El exceso de exposición solar

Cuando aparecen los radicales libres, el organismo los neutraliza para evitar que lesionen los tejidos, pero el problema propiamente dicho, aparece cuando la concentración de estos es grande, mayor que nuestro número y calidad de antioxidantes.

Beneficios de los radicales libres

Si se encuentran en el organismo en cantidades adecuadas aportan beneficios, como:

• la lucha contra bacterias y virus,
• regulación de estructuras y funciones
• control del tono muscular

Consecuencias del exceso de radicales libres

Las consecuencias del exceso de radicales libres en el organismo, afectan directamente nuestro estado de salud de la siguiente forma:

Envejecimiento

Producido por la acumulación a lo largo de los años de radicales libres, consecuencia de esto las membranas de las células epiteliales se modifican, y así se ve dificultada la nutrición de la piel, por otro lado también se ven dañadas las células de colágeno y elastina, entonces la piel pierde firmeza y elasticidad.

Alteraciones del sistema cardiovascular

Se ve favorecida la aparición de la arterioesclerosis al endurecerse las paredes arteriales.

El endotelio es el responsable de mantener el equilibrio entre los procesos de trombosis-fibrosis y vaso dilatación-constricción. La oxidación por el exceso de radicales libres afecta a la pared endotelial, no pudiendo realizar sus funciones correctamente. La captación de LDL se ve afectada también y por esta razón las LDL quedan en el torrente sanguíneo.

Problemas en el sistema nervioso

El impulso nervioso se ve disminuido, al igual que los reflejos, la memoria y el aprendizaje, si disminuye la irrigación sanguínea a nivel del sistema nervioso se puede llegar a padecer demencia senil.

Tipos de antioxidantes: endógenos y exógenos

Antioxidantes endógenos

Los endógenos son las enzimas (proteínas) con capacidad antioxidante que no se consumen al reaccionar con los radicales libres y son dependientes de cofactores como:

  • El cobre
  • El hierro
  • El zinc
  • El magnesio
  • El selenio

Antioxidantes exógenos

Los exógenos provienen de la dieta y se consumen al reaccionar con los radicales libres, es decir que deben ser reemplazados.

Se dividen según el lugar donde actúan

A nivel de la membrana lipídica

La vitamina E
Los carotenos
Los poli-fenoles y flavonoides
El ubiquinol 10 (reducido por la Q10)

Actúan en medio acuoso

El ácido ascórbico (conocido generalmente como Vitamina C)
Los que tienen relación con metales pesados:

  • Ferritina
  • Transferrina
  • Lactoferrina
  • Ceruloplasmina

Productos naturales relacionados con la acción antioxidante

Para concluir es importante conocer cuales son los productos naturales relacionados con la acción antioxidante y por consiguiente protectores de las membranas celulares de nuestro cuerpo.

  • El aceite de zanahoria (alto en vitamina A)
  • La levadura de selenio
  • El extracto de pie de león (alto en flavonoides)
  • El polvo de acacia (alto en flavonoides)
  • La rosa canina (alto en vitamina A y C y flavonoides)
  • El germen de trigo (alto en vitamina E)
  • La coenzima Q10
  • La Vitamina E
  • La Vitamina C
  • El Zinc
  • El Manganeso
  • Los Beta carotenos
  • El Selenio

Ante la presencia de radicales libres, el organismo debe neutralizarlos y defenderse, para así evitar la lesión de los tejidos, pero el problema propiamente dicho, aparece cuando la concentración de estos radicales libres es muy elevada.