Sal marina: composición química y beneficios

Composición de la sal marina

La sal marina sin refinar es aquella sal que se obtiene por evaporación del agua de mar o la que se extrae de depósitos donde se sedimentó en el pasado procedente del agua del océano.

Utilizamos la etiqueta de “sin procesar” o “sin refinar” porque, como veremos más adelante, esta forma natural es la que realmente se entienda por sal marina en el imaginario colectivo.

¿Cuál es la composición química de la sal marina?

Al evaporar agua del mar se genera un precipitado cuyo componente mayoritario es el cloruro de sodio (NaCl) que monopoliza el total del peso con un 78% de ese precipitado, como los secundarios en los que hay  hasta 75 diferentes sales minerales y oligoelementos. Entre los minerales esenciales hemos de enfatizar el magnesio (11% de cloruro de magnesio  y 5% de sulfato de magnesio), el calcio (3,6% de sulfato de calcio y 0,5% de carbonato de calcio) . Entre los minerales no esenciales destaca el azufre. En menor medida, la sal marina presenta diferentes oligoelementos como zinc, fósforo, manganeso, hierro, bromo, cobre, etc., entre otros.

Para acercarnos a los componentes químicos de la sal del mar hemos sacado datos de Propiedades químicas del agua del océano. Este estudio de la Universidad Chilena nos informa de las proporciones de las sales que contiene el agua del océano.

Disparidad del cloruro sódico en las sales marinas

Las sales marinas que se comercializan tienen un contenido de cloruro sódico que varía de ese 78% hasta un 95% del peso total porque a veces se comercializa como sal marina variantes más o menos procesadas de la misma.

Sal refinada o sal marina

En puridad, la casi totalidad de formas de sal que hay en el mercado son sales marinas porque su procedencia es el mar ya sea por acúmulos minerales que procedían de las aguas oceánicas o a través de la evaporación.

En el día a día se llama sal marina a la sal no refinada y se contrapone a la sal de mesa o sal refinada.

Podemos afirmar que la etiqueta de sal marina obedece a una versión no procesada o mínimamente procesada de la sal del mar.

Ésta última sufre procesos de refinamiento sobre todo con la aplicación de calor que destruyen casi todos los minerales que no son NaCl que, en estas soluciones procesadas, constituye algo más del 99% del total, constituyendo una sustancia casi pura.

No lo es porque la sal refinada lleva aditivos como antiaglutinantes, formas sintéticas del yodo,  dextrosa, derivados del aluminio, etc. que cumplen diversas funciones.

Además, la sal refinada es una sal blanqueada, como ocurre con el azúcar procesado, más con fines comerciales que puramente alimenticios.

Los dietistas vinculados a un tipo de nutrición más natural siempre preconizan las versiones de los alimentos más cercanas a la naturaleza , como es el caso de la sal marina, frente a las versiones refinadas o procesadas.

Algunos llegan a afirmar que la eliminación de las minerales es negativa a la hora de procesar el NaCl en el organismo convirtiéndolo en una sustancia más “tóxica”, toxicidad que se ve incrementa con las sustancias químicas adicionadas como es el caso de los derivados del aluminio.

Helado de sal marina

Con este helado nos encontramos cómo el mundo de los videojuegos y los usos lúdicos del mundo digital se materializan a veces en la vida real.

El helado de sal marina es un alimento virtual que consumen con fruición Axel y Roxas, los protagonistas del juego Kingdom Hearts.

Debido al éxito de este juego algunos de sus fieles incondicionales han propuesto recetas que llevan sal marina en su composición.

Ni que decir tiene que el uso de esta sal, como la de cualquier otra debe hacerse con moderación y no dejarse llevar por el entusiasmo.