Sal común

sal común

La sal se conoce como sal de mesa, sal marina o sal común. Su fórmula es ClNa o cloruro de sodio.

Se obtiene fundamentalmente de la evaporación del agua marina o de su extracción mineral en forma de roca-mineral denominada halita.

La sal común es un alimento básico en el equilibrio electrolítico y por tanto en el metabolismo de los alimentos. Impregna a los alimentos de uno de los sabores básicos, como es el salado, debido a que en la lengua poseemos receptores específicos para el ‘sabor salado’ (igual que hay para lo amargo y lo dulce).

El consumo de sal modifica nuestro comportamiento frente a los alimentos ya que es un generador del apetito e incita su ingesta. Se emplea fundamentalmente en dos áreas: condimento de algunos platos y como un conservante típico de los salazones de carnes y pescado (incluso de algunas verduras), así como en la elaboración de ciertos encurtidos.

Actualmente la tendencia médica procura que se incluya menos sal en la composición o preparación de los alimentos y en su consumo. Especialmente por la incidencia de la hipertensión arterial, síntoma que puede llevar a graves procesos renales o cardíacos y la muerte.

Es posible que los nuevos sistemas de conserva permitan evitar por completo el empleo de la salazón sobre los alimentos, sustituyéndola por otros métodos: refrigerados, al vacío, pasteurizados, etc.

Ahora se comercializa en ciertos lugares como un alimento funcional al que se le añade yodo (en forma de yoduro de potasio – KI) para que sea una sal yodada y prevenga así enfermedades como el bocio.

La sal pura es inodora y a veces se aromatiza con ciertas especias para lograr un mejor efecto de condimentación o de salazón. De la misma forma los cristales de sal son incoloros e inodoros, la presencia de colores en algunos casos se debe a la presencia de algunas trazas de algunos minerales (denominados en la teoría cristalina como: centros de farbe) en las redes cristalinas de la sal.

La presencia de estas impurezas hace que algunos cristales tengan colores como puede ser las sales del Himalaya (rosadas), las de Irán (azules), las de Hawai (rojas), etc. en algunos casos el color en la sal proviene de las impurezas orgánicas introducidas durante su elaboración, por ejemplo en el caso de la sal negra (kala namak en la India) o la sal ahumada que retiene los colores adquiridos durante el proceso de evaporación de las salmueras mediante fuegos elaborados con la combustión de material orgánico diverso. Los granos de sal miden entre 0,7 mm y 3,2 mm de diámetro. En el caso de la «sal gorda» o «sal de deshielo» puede llegar a los 18 mm.

Estrictamente hablando en términos médicos hay una relación con nuestro aparato endocrino Uno de los sistemas hormonales para la regulación del sodio en el cuerpo, es angiotensina. Se ha demostrado que esta hormona es capaz de regular la sensación de sed y se sabe que esta hormona puede tener influencia en la preferencia psicológica por la sal. Existen casos investigados en los que un tratamiento hormonal (mediante la adrenomedulina denominada ADM) puede llegar a reducir el apetito por la sal.

El Mundo de la Sal

Sobre la sal, no esta todo dicho. Una sustancia vital para el ser humano, que a veces y según en que cantidades puede ser perjudicial.

En España los dos yacimientos más importantes están situados en Cardona (Barcelona – ya abandonado y abierto para uso turístico) y Cabezón de la Sal (Cantabria). A lo largo de todo el litoral español existen algunas salinas que mantienen su actividad, destacando especialmente las de la costa levantina: en Alicante las más importantes son las salinas de Torrevieja de las que se extrae casi la mitad de la producción española y las salinas de Santa Pola; en Murcia las salinas de San Pedro del Pinatar. Otra zona de importantes salinas se encuentra en la marisma costera del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, en el estuario que forma la desembocadura del río Guadalete y que abarca a varios pueblos de alrededor (El Puerto de Santa María, San Fernando, Puerto Real y Chiclana).

En España existen pocas salinas de manantial y fueron abandonadas durante el siglo XX, siendo las más importantes las Salinas de Añana (en Álava), declarada monumento histórico y las de Poza de la Sal (en Burgos).

¿Cómo se obtiene la sal?

La sal se suele obtener mediante diferentes medios, por regla general se pretende separar por:

Evaporación de una salmuera. Se fundamenta en una evaporación de una disolución salina cada vez más concentrada hasta que la sal precipita al fondo. Para lograr la evaporación se suelen emplear medios naturales como la evaporación solar, o bien artificiales como puede ser la cocción en sartenes especiales (como en el caso del briquetage). El agua marina es una fuente inagotable de sal ya que aproximadamente 2,7% (en peso) es NaCl, o dicho de otra forma 78 millones de toneladas métricas por kilómetro cúbico de agua marina, lo que proporciona a este método una forma barata e inagotable de sal.

Pulverización de un mineral. La sal se obtiene de minerales extraídos de salares o minas de poca o mediana profundidad. A dicho mineral se le denomina halita y se suele extraerse en dos formas: lodo salino o en forma de roca-mineral. Algunos de los minerales pueden extraerse directamente de antiguos lagos salinos desecados, o salares, que están en la superficie, uno de los más antíguos y más grandes sobre la tierra es el Salar de Uyuni en Bolivia. Las rocas extraídas se suelen pulverizar por medios mecánicos.

Tipos de sal

Sal Marina

Es un producto que se obtiene de la evaporación del agua de mar. Con ella se podría reducir la ingesta global de sodio, ya que necesitamos menos cantidad para dar sabor.

Además del cloruro de sodio (ClNa), contiene otras sales, oligoelementos y minerales, incluyendo yodo.

Esta sal es mejor que la sal común o de mesa, ya que tiene un sabor más acentuado que permite emplear menor cantidad a la hora de sazonar las comidas que de sal común. Esto se traduce en una menor ingesta de sodio; mineral que consumido en exceso tiene implicaciones negativas para la salud, especialmente en caso de hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular y retención de líquidos.

Se obtiene de forma natural por la evaporación provocada por el sol y el viento. A diferencia de la sal de roca, contiene sólo un 34% de cloruro sódico y es más rica en oligoelementos. La sal marina, obtenida directamente de las salinas, es, a pesar de su color gris, más sana y completa que la refinada que se emplea para condimentar la comida. La sal de mesa es más seca debido a la incorporación de fosfato de cal.

La marina se puede encontrar en establecimientos dedicados a la dietética. En estas tiendas también se pueden comprar sales a las que se han añadido especias o extractos de vegetales que sustituyen al cloruro sódico y consiguen un aroma más apetecible para el paladar. Estos compuestos son muy resistentes al calor y se pueden añadir a los alimentos antes de cocinarlos
Ésta sal es necesaria para una dieta sana, ya que tiene yodo y su falta o carencia puede dar lugar a graves consecuencias en el feto durante la gestación, en el niño para su desarrollo y en el adulto provocando bocio hasta situaciones patológicas graves.

El yodo es un elemento que el cuerpo necesita para estar sano y que se encuentra en algunos alimentos. La falta del mismo puede causar enfermedades graves, como: bocio, cretinismo, retardo mental, sordomudez. Por lo tanto su consumo, beneficia a todos por igual.

Constituyen la primera causa de retardo mental que se puede prevenir en la niñez, también causan una pérdida significativa de la capacidad de aprendizaje, aumentan el riesgo de abortos, y representan una pérdida del 5% del PIB en los países afectados. La deficiencia de yodo está presente en 118 países y cerca de 1.500 millones de personas viven en regiones con este problema.

Sal Fósil

Se obtiene de la extracción de las minas de sal, en donde se encuentra en forma de roca o cristalizada.

La Sal en la Cocina: La Sal de Mesa

Hoy en día se añade sal a prácticamente todo lo que cocinamos. La diferencia está en la cantidad de sal que ponemos a las distintas comidas. Normalmente, los pescados y carnes en general son condimentados con más sal que otros alimentos como las verduras o la pasta.

Pero incluso, muchas veces se añade sal también a las recetas dulces, como pasteles, galletas, tortas, etc. Esto, debido a que la sal es un potenciador del sabor, que estimula las papilas gustativas, permitiendo de esta forma un mayor deguste de las comidas en el paladar.

Alimentos y Sal

Sal Fina

También conocida como sal de mesa, es la más utilizada. Esta sal ha pasado por un proceso de refinado, gracias al cual se obtiene esa sal delgada y liviana. El consumo de esta sal, como el de todos los alimentos refinados, debe ser muy moderado.

Sal Gruesa

Esta sal es popularmente conocida también como sal para asados o barbacoas. Es una sal más entera y natural, no molida y refinada como la sal fina. Es más saludable por lo que se recomienda reemplazar la sal de mesa por sal gruesa. Una buena idea es comprar un moledor de sal, similar a los que utilizamos para moler la pimienta en granos, y de esta forma poder utilizarla en la mesa para sazonar las ensaladas y todas nuestras preparaciones.

Sal Yodada

La sal yodada es sal refinada a la que se le ha añadido yodo de forma artificial, con el fin de cubrir las carencias de yodo en algunas dietas. El déficit de yodo puede generar múltiples problemas, entre ellos el hipotiroidismo o el cretinismo en un bebé en gestación. El consumo de sal yodada cubre las necesidades de yodo en las personas que no pueden obtener este mineral a través de la dieta.

Flor de Sal

Esta sal menos conocida, es una sal marina que se obtiene de cristales que se forman en las capas superiores de las salinas. Los cristales más húmedos son los de mejor calidad.

La Sal y la Salud

La sal proporciona a los alimentos uno de los sabores básicos, el salado, que percibimos debido a que en la lengua poseemos receptores específicos para el sabor salado. El consumo de sal modifica nuestro comportamiento frente a los alimentos ya que es un generador del apetito y estimula su ingesta.

Se emplea fundamentalmente en dos áreas: como condimento de algunos platos y como conservante en los salazones de carnes y pescado (incluso de algunas verduras), así como en la elaboración de ciertos encurtidos.

En los últimos tiempos la utilización de la sal para cocinar ha sido criticada, porque en algunas personas con problemas de tensión arterial o de riñón, su uso no esta recomendado, ya que la sal, atrae agua y puede producir retenciones de líquido, edemas o hinchazones.

La sal en exceso sí es mala, como cualquier alimento que consumamos de forma exagerada, pero es un alimento básico para nuestro organismo. Ya que es el principal proveedor de oligoelementos y minerales, proporcionando al cuerpo el cloro y sodio necesarios para el equilibrio hídrico. El medio salino en el ser humano es imprescindible.

Por tanto hay que tener cuidado cuando se recomienda TODO SIN SAL, porque es un error dietético que puede traer consecuencias gravas para nuestra salud.

Sazonar los alimentos, en muchos casos es imprescindible, ya que de otra forma insípidos no los comeríamos. Es cierto que no es recomendable lo que hacen algunas personas (las menos afortunadamente) que es echarse sal y en cantidad, nada mas que le sirven el plato para comer. Esto es, sin saber el grado de razonamiento del alimento.

Lo mejor una sal en el estado más puro posible, es decir, con nulos o muy bajos procesos de refinado.

En cada vez más países se comercializa como un alimento funcional al que se le añade yodo para prevenir enfermedades locales como el bocio, o flúor para prevenir la caries.

¿Cómo reducir la sal en las comidas?

Si padece de hipertensión arterial o si su médico le ha recomendado dieta baja o sin sal, hay que tener en cuenta que se calcula que un 10% de la sal (el sodio) que tomamos en la dieta está presente de forma natural en los alimentos, el 75% se añade en la elaboración de los productos y el 15% restante se lo añadimos nosotros en casa al cocinar o cuando ya tenemos el producto en la mesa.

Como vemos la principal adición la hacen los productores de alimentos, algo lógico teniendo en cuenta que la sal es el mejor escudo para un sabor “complicado”. Pues bien, partiendo de todo esto vamos a daros algunos consejos prácticos para conseguir que nuestros platos tengan menos sal, y así huir de la hipertensión:

• aumente su consumo de alimentos frescos (así evitarás la sal que añaden los productores)

• intente no comprar platos precocinados (son los que más cantidad de sal tienen)

• retire el salero de la mesa (muchas veces añadimos sal sólo por inercia)

• a la hora de cocinar, abuse de las especias, son un buen aliado a la hora de dar sabor y nos ayudarán a olvidarnos de la sal

• intente dejar de utilizar medidas tales como “un puñado”, “un pellizco”, etc. Coja una cuchara y métala en el salero, a partir de ahora mida lo que le pone a las comidas con ellas, así tendrá una visión objetiva

• procure quedarse corto a la hora de poner sal y luego, cuando termine dele el punto, así evitará pasarse desde un principio

• las salsas son un buen sustituto de la sal, sobre todo aquellas naturales de tomate o yogur

ADVERTENCIA

En los últimos tiempos se esta recomendando la utilización del Cloruro de Potasio en lugar del Sódico, para aderezar las comidas. Una vez resuelto al parecer el mal sabor del potasio, es MUY IMPORTANTE advertir que los pacientes o personas que tengan problemas renales (de riñón) NO DEBEN tomar Cloruro de Potasio, porque sus riñones no son capaces de filtrar el potasio, convirtiéndose entonces en un veneno.

Incluso esos pacientes al igual que los que están en dualización deben no consumir además alimentos como plátanos, tomates y patatas ya que tienen alto contenido en potasio.

LEA BIEN LAS ETIQUETAS DE LOS PRODUCTOS.

Marcas de sal

Sal de Maldon

Es una sal empleada como condimento, generalmente en la alta cocina. Procede de las salinas que existen en el condado que hay en Essex (Inglaterra), no se suele recolectar todos los años debido a que es necesario que existan unas condiciones climatológicas apropiadas, su elaboración es puramente artesanal y laboriosa.

Tamaño entre fina y gorda. Cristales de forma plana porque se encuentran en finas placas en su estado natural. La gran particularidad de esta sal inglesa es su gran pureza natural. Tiene un fuerte sabor salado.

Sal Ahumada

Sal con fuerte sabor y olor a humo. Utilizada para la fabricación casera de carnes, verduras, o pescados ahumados. También, además de salar, puede dar un “toque” ahumado usándola como si fuera una especia. Salar por ejemplo un foiegras, una escalivada, un ave, un salmón .

Sal Mineral de Islandia

60% menos de sodio.

La sal mineral de Islandia, es un producto natural único. procedente de la evaporación del agua de mar.

Contiene un 40% de cloruro sódico, por lo que se reduce el consumo de sodio en un 60% comparado con una sal normal.

Sal de Camargue = Flor de Sal

La flor de sal de Camargue se forma a veces en la superficie de los cristalizados por la mañana temprano con la complicidad del sol. Todo el arte del salinero es el de ser paciente para recoger con destreza, cuando llega el momento, este regalo fugitivo de la Dama Naturaleza, puesto que una brisa ligera es suficiente para hacer desaparecer esas finas láminas.

Sal Yodada y Fluorada

Esta sal contiene 6 mg. de yodo, 15 mg. de flúor por 100 grs. de sal refinada marina.

El consumo diario de esta sal evita trastornos como el bocio en niños y adultos

Sal Rosa del Himalaya

Se recoge en las estribaciones del Himalaya, en los estratos geológicos sedimentarios, vestigios del enorme océano que allí había en la era secundaria, hace 200 millones de años. Esta preciada pureza original, convierte la sal del Himalaya en única ya que en aquellos tiempos los mares y océanos no estaban contaminados., es una sal de roca con un característico color rosado. Es de grano grueso y bastante dura, con un fino gusto salado. Su sabor, amargo, no es apto para todos los paladares.

De la sal rosa del Himalaya destaca su dureza, por lo que normalmente se encarga de molerla antes de utilizarla. Su color rosado es muy interesante para utilizarlo como elemento visual, que tan importante resulta en la cocina de vanguardia.

Se vende con un cuaderno de viaje. “Producto de antiguos océanos sin contaminar que se secaron hace más de 200 millones de años”, se afirma en el paquete. “Enriquecida de forma natural por la filtración del agua a través de magma rico en minerales durante millones de años”.

Se encuentra en cualquier tienda de delicatessen y en el Club del Gourmet del Corte Inglés. El precio de venta al público es de unos 6 euros el bote de 250 grs.

Sal Marina con Hierbas

Molinillo, sabor recién molido.

Mezcla de sal marina e hierbas de montaña(tomillo, romero, orégano y mejorana). Para sazonar carnes, verduras y todo tipo de platos.

Sal Marina “Cannamela”

Molinillo. Sal marina mediterránea-Italia.

Sal Oshima Island Blue

En la isla de Oshima, se da la producción de sal marina. La corriente cálida de Japón arrastra una serie de minerales que se depositan en unas vasijas de boca ancha, colocadas en lagunas lindantes con la playa y que se llenan de agua de mar cada marea. En verano la vasija se calienta y unido a los vientos reinantes, evaporan el agua dejando la sal, que es de color ocre, consecuencia del recipiente donde se forma. Diariamente se recolecta esta “flor de sal” que se envasa con el nombre de “Oshima IslandLabel Salt Blue”, o en su calidad de etiqueta roja y que sólo puede ser adquirida por los miembros japoneses del Salt Road Club, aunque ahora se obtiene en el mercado americano.

La característica de esta sal es dejar un cerco cuando se disuelve de color pálido consecuencia de su contenido en sales no sódicas.

Sal Alae Hawai Red Gold

Palm Island Gourmet es un nuevo tipo de sal desarrollada 1999 y el 2003. No existe otra sal en el mundo comparable a ésta en su combinación única de sabor y contenido mineral. A diferencia de algunas sales especiales, que son recogidas en depósitos en tierra, el proceso de Palm Island Gourmet comienza con la sal fresca recogida directamente del océano pacifico. Se calienta para eliminar impurezas como se hace con otras sales conocidas

El resultado es Palm Island Gourmet White Silver, conocido por su maravilloso brillo y textura y su característico “dulce” acabado.

La White Silver es también la base de otras variedades: Black Lava y Red Gold.

Red Alae: Hawaiian Red Alae

Es una legendaria arcilla que existe únicamente en las islas de Aloha, de atractivo color y precio muy elevado.

Cuando la añadimos a Palm Island gourmet White gold con nuestra técnica especial que une la arcilla natural a la sal, se produce una sal de un precioso color rojo junto con un sabor a nuez.

Sal Black Lava Hawai

Después de años de investigación y desarrollo hemos depurado un proceso para unir este maravilloso elemento a nuestras sales. Hawai Kai compra sólo el carbón activo de mayor pureza y calidad y el resultado es la auténtica sal negra, conocida y apreciada por los mejores chefs de todo el mundo por su exclusivo sabor y su brillante presentación.

Sal del Mar Negro

La sal del Mar Negro es única en su clase y es la mejor fuente de minerales marítimos y betacaroteno marítimo.

Es una sal totalmente natural del Mar Negro y cosechada mediante una antigua tradición, requiriendo que los expertos recolectores de sal junten con delicadeza la sal de los bancos de sal que se arremolinan dentro del pantano usando instrumentos compuestos únicamente de madera. Esta sal se cristaliza de manera natural sobre la superficie del agua sólo durante los días más calientes del verano.

Una simple prueba de su sabor demostrará inmediatamente la diferencia entre las sales químicamente procesadas mediante hornos ordinarios y esta sal sin aditivos, secada de manera natural al sol. La sal ordinaria tiene un agudo regusto químico. El tratamiento comercial de la sal, que implica sustancias químicas y el calor de horno, cambia su composición natural, destruyendo cloruros, sus muchos minerales y microorganismos beneficiosos para la salud.

Los millones de microorganismos halophílicos que viven en el agua y la corteza de sal son la causa de la ligera coloración rosada de la sal. Los microorganismos halophílicos producen el pigmento rojo caroteno que es similar a el encontrado en pimientos rojos, tomates, el camarón y otros crustáceos, así como muchas flores vistosas y hojas de otoño.

Los pigmentos caroteno son también la fuente de Beta-caroteno, un antioxidante importante y el precursor de vitamina A.

Sal Negra Kala Namak ( India )

Sal Kala Namak en botes de 270 gr. Su nombre hindú es Sanchal. Es una sal de mesa no refinada con un fuerte sabor sulfuroso. Es una de las formas más puras de sal y está derivada directamente de su forma mineral. Esta proximidad con su forma mineral es lo que hace que Kala Namak no sea excesivamente salada.

Tiene, en cambio, un sabor terroso muy particular. A pesar de su nombre no es negra, sino más bien rosada. La sal extraída directamente de la roca se calienta en una cazuela de loza de tierra donde se le añaden hierbas como la Terminalia Chebula (Haritaki), un adaptógeno y rejuvenecedor con propiedades lípido reductoras que contiene Vitamina C. Contiene pequeñas cantidades de oligoelementos naturales (el hierro, el magnesio y el cobre) y actúa como un tónico para el sistema digestivo. Reemplaza la sal perdida en el ejercicio y sus oligoelementos ayudan a mantener una buena salud.

El uso de la Sal Negra está muy extendido en el arte culinario indio como condimento y es famosa por sus propiedades terapéuticas.

El uso principal de esta sal es impartir el característico sabor especial de las ensaladas frescas picantes llamadas Chaats o como sustituto de la sal en cualquier mezcla de especias (como la chat masala) o como condimento en chutneys y raitas. Se puede usar también en la preparación de bebidas frías como Limonada india de comino Jal Jeera

Sal Halen Môn

Sal Halen Môn escamada en botes de 400 gr. Formato profesional.

Halen Môn es sal marina 100% natural de Gales, recogida en las frescas aguas atlánticas que rodean la isla de Anglesey o Ynys Môn.

Combinando métodos tradicionales y con la más avanzada tecnología, Anglesey Sea Salt Company, ha desarrollado nuevos procesos para perfeccionar el arte de la recogida de este producto tradicional.

La sal Halen Môn consta de cristales particularmente puros, blancos, sin ningún tipo de elemento añadido. Los cristales son un alimento 100% natural, y proporcionan un equilibrio de minerales tales como el zinc, el calcio y el magnesio esenciales para un eficiente funcionamiento del metabolismo humano.

Anglesey Sea Salt Company es el único fabricante británico de sal marina que ha conseguido obtener el certificado: “Soil Association Certified Products” el cual acredita la pureza y calidad de este producto.

Este producto resulta de destacada calidad por sus características:

– no contiene ningún elemento añadido a diferencia de la mayoría de las sales.

– aporta al organismo elementos minerales básicos para su funcionamiento.

– su textura de cristales es única y suave.

– mantiene la estructura crujiente aún estando en contacto con el alimento hasta el momento de su ingesta.

– su particular composición química se refleja en su nítido sabor sin ningún tipo de regusto amargo.

Flor de la Sal

Es como probar un pedacito de mar. Esta es la primera sensación que uno tiene cuando prueba la Flor de Sal de la empresa gaditana Maxmeridia. No en vano, se trata de los primeros cristales que se forman en la superficie del agua, que son recolectados artesanalmente cada primavera en una zona de costa atlántica situada en los límites del Coto de Doñana.

Respecto a la sal común, tiene un menor nivel de cloruro sódico y un mayor contenido de minerales, como el magnesio. “Nuestra Flor de Sal es idéntica en forma y sabor a la de hace 2.000 años”, señala Eugenio Pavón, gerente de Maxmeridia. Se recomienda para ensaladas o como toque final de cualquier plato, una vez ya elaborado.

Esta corporación andaluza comercializa la gama de escamas de sal Tartessos. Se trata de sal natural procedente de agua de mar y recolectada a mano. Lo primero que llama la atención es su apariencia: son pequeños cuadrados en forma piramidal, muchos de ellos con una exactitud geométrica sorprendente.

Estas escamas son altamente solubles, siendo recomendables para sazonar líquidos, ensaladas y otros platos. Para su empleo, Maxmeridia recomienda triturar las escamas con los dedos hasta conseguir el tamaño deseado de cristal.

Pues bien, las últimas novedades de la gama Tartessos rompe las fronteras de lo que para muchos es imaginable en el mundo de la sal. Es el caso de las escamas con vainilla, donde el suave aroma de este fruto contrasta con el inconfundible sabor de la sal. Otras novedades son las escamas con canela, curry, chilly, tomate, limón, ajo, romero y pimentón.

Las variedades clásicas tampoco se quedan atrás. Es el caso de las escamas denominadas Especias. Éstas incorporan la mezcla de 10 especias que, según Maxmeridia, “aporta profundidad a los platos de carne y pescado”. Así, contiene canela, cilantro, clavo, comino, guindilla, jengibre, nuez moscada, pimentón, pimienta negra y tumeric.

Las de mayor impacto visual son, sin duda, las Escamas Negras. Este efecto se consigue al emplear carbón activado alimentario. Eugenio Pavón destaca las posibilidades decorativas que ofrecen sobre la blancura de un producto como puede ser un pescado hervido, una pasta o una crema de puré de patatas.

Después está la sal con algas, que también le da a los platos un toque visual interesante. Se recomienda para pescado, marisco y crustáceos, puesto que su sabor refuerza el origen marino de estos alimentos. Las Escamas Ahumadas adquieren este característico sabor al haber pasado por hornos de madera.

En la alta cocina, donde la creatividad es un aspecto vital, este abanico de sales puede servir de fuente de inspiración para los chefs

Flor de Sal Merlot

En la región de Pla i Llevant, en Mallorca, España, a partir de uvas bañadas por el sol mediterráneo, la tradicional bodega mallorquina Jaume Mesquida produce vinos únicos, debido al proceso, clima y zona geográfica.

Lum De Sal, referencia de buen gusto por su trayectoria en el proceso de Flor de Sal, ha fusionado vinos de Mallorca con Flor de Sal. Nace un nuevo concepto. Con un aroma mediterráneo casi imperceptible de tono varietal, suaves notas de café, chocolate y vainilla que al fusionar con flor de sal, tiene un sabor único. Nace un nuevo concepto 100% natural: cristales de color rubí aterciopelado.

Transforme su cocina en una fiesta¡ combinando su aroma suave con platos de caza, guisos e hígados. Quesos, ensaladas y también patatas tienen que ser adornadas con estos deliciosos rubíes.

Ambares de Sal Fósil

Gemas de la profundidades de la tierra de alto contenido en oligoelementos en una mezcla sabrosa y ligera en sodio. Mezcla natural de cloruro sódico y cloruro potásico, contiene hasta un 35% menos de sodio.

Se escogen los cristales y sin ningún proceso de refinado son molidos, lo que significa que conserva todos los minerales que contenía el antiguo mar, especialmente el potasio.

Prueba la diferencia, estos cristales se deshacen rápidamente en la boca dejando un sabor suave y duradero.

Sal Fósil con pimienta

Preparada con Sal Fossil® natural y pimientas escogidas, es un nuevo concepto de sal de especies, una sal granulada que contiene la pimienta en su interior, al condimentar sus platos les dará un delicado sabor a sal y pimienta y de una forma uniforme.

Sus ingredientes Sal Fossil® , pimienta blanca, pimienta negra y pimentón dulce están íntimamente mezclados e inseparables de forma que siempre tendrás la misma mezcla de sabor durante todo su uso.

Diamantes de Sal Fósil

Diamantes de sal fossil®, es una sal gema escogida, de sabor muy suave por su origen mineral y su alto contenido en oligoelementos.

El origen de ésta sal proviene de un antiguo mar fosilizado, el mar Eoceno, de 40 millones de años, que actualmente está en un estrato a 700 metros de profundidad en la zona central de Catalunya, de la sal extraída se escogen los cristales más puros, sin ningún proceso de refinado, lo que conserva todos los minerales que contenía el antiguo mar.

Prueba la diferencia, estos cristales se deshacen rápidamente en la boca dejando un sabor suave y duradero. Añadir Diamantes de sal fossil® al servir, en carnes y pescados. También ideal para usar en molinillos.

Sal de Cuzco, Perú

Proviene de un antiguo océano atrapado bajo tierra, que alimenta una fuente natural situada a más de 3000 metros de altitud en Maras (la sierra de los Andes). El agua es conducida a pozas de evaporación, trabajadas por las comunidades locales en un proceso sencillo y artesanal, tal como se hacia en la época Inca.

La Sal de Maras se caracteriza por su apreciable cantidad de hierro y minerales que le da un sabor suave y dulzón. Conocida mundialmente como picking salt (sal Rosa), es excelente para condimentar cualquier plato

Sal Marina de Nueva Zelanda

New Zealand-Pacific Natural Sea Salt se cosecha en las profundas y limpias aguas de los océanos del sur que van a través del estrecho de Cook entre el norte de Nueva Zelanda y las Islas del Sur y entrando en el campo de sal solar. Esta aguas son evaporadas usando el proceso natural del sol y el viento. Al final de cada verano la Sal Marina Natural del Pacífico es recogida para mantener el balance de minerales presentes en la sal cosechada del mar.

La producción de Marlborough Flaky & Pacific Natural Sea Salt concuerda con los principios orgánicos y es Certificado Orgánico por Bio-Gro Nueva Zelanda.

Uni No Houseki

Uni no Houseki, la Joya del Océano, está nombrada acertadamente por su apariencia de piedra preciosa de la máxima cualidad. Recogida en una isla pequeña, Aoi Shima o Blue Island, lejos de la isla principal de Japón se mezcla el agua de mar de la superficie con agua de mar más profunda y así se obtiene un balance rico en minerales. Esta combinación de las aguas marinas y a través de la exposición de sol y viento, se concentran por evaporación. El proceso se termina en recipientes de cerámica hechos a mano por los propios recogedores de sal en invernaderos solares.

Murray River, Australia

Los cristales de sal del río Murray tienen un color de melocotón ligero y delicado. Tienen un sabor muy suave. La textura es perfecta para una sal de acabado. Los cristales se deshacen rápida y uniformemente haciendo de la sal Murray ideal para acabados, asados y horneados.

El río Murray es el más grande de los ríos de Australia. Sus aguas proceden de las nieves de los Alpes Australianos. La sal es un rasgo natural en muchos de los paisajes australianos. La poca lluvia y alta evaporación en la cuenca de Murray-Darling combina la concentración de sal en las aguas subterráneas. Se produce de forma natural en las salmueras subterráneas de la cuenca Murray-Darling. La alga tolerante con la sal segrega caroteno, un pigmento rojo. Las aguas salinas subterráneas han estado inactivas durante miles de años. Utilizando estas aguas se mejora el medio ambiente y produce una hermosa sal.

Alderwood smoked salt

Una nueva variedad de sal ahumada de manera natural, la Sal Marina del Pacífico está ahumada lentamente sobre leña de aliso, dándole un sabor auténtico de humo limpio.

La sal marina ahumada Salish combina el sabor tradicional del aliso con sal marina.

El nombre de Salish TM viene de los indios nativos americanos- los primeros habitantes de la costa del Noroeste del Pacífico. De hecho, el aliso rojo ha sido utilizado para ahumar salmón y otras carnes durante siglos, convirtiéndose en una verdadera tradición del noroeste americano.

Sal Kosher

La Sal Kosher es sal normal nombrada así para utilizar en la preparación de carne acorde con las normas dietéticas judías. Contiene menos aditivos, y tiene un gusto más salado que la sal de mesa normal. Generalmente viene en copos en lugar de granos, los copos se deshacen fácilmente y tiene un sabor menos amargo que la sal común. Debido a la forma de los granos, hay menos sal en un pellizco de sal Kosher que en un pellizco de sal de mesa. Este es el tipo de sal más frecuentemente usada en galletas saladas y el borde de copas de margarita. Es importante remarcar que no todas las sales Kosher son necesariamente sales marinas. La sal Kosher es disponible en granos finos y gruesos.

Fumee de Sel Chardonay Oak

Le Tresor – Fleur de Sel es ahumada con el humo de los barriles de vino hechos de roble, los cuales y durante años han sido usados para el añejo de buen vino. Los barriles de entre cinco y siete años son cuidadosamente seleccionados y sus astillas utilizadas para el ahumado.

Empezando por los cristales de sal rastrillados a mano en Francia y acabando con el ahumado natural que debe ser hecho en cantidades pequeñas. Esta sal ahumada única está hecha a mano desde el principio hasta el final.

Los cristales son ahumados hasta conseguir un ligero marrón tostado y tiene un profundo sabor ahumado sin ser amargo. Los húmedos cristales de Fleur de Sel absorben fácilmente el sabor natural del roble ahumado y del chardonnay.

Sal Marina Siciliana Ravida

Esta sal marina sin refinar es producida por la familia Ravida desde 1700 a lo largo de la costa suroeste de Sicilia. La familia Ravida produce esta sal marina de las aguas poco profundas del Mediterráneo a lo largo de la costa oeste de Sicilia.

Es una sal natural no tratada, hecha con métodos tradicionales, rica en minerales tales como yodo, flúor, magnesio y potasio, lo que la hace una perfecta sal de mesa. Las aguas poco profundas de esta laguna, con su alto contenido mineral, combinado con el sol y el viento, produce una sal marina de cualidad. Las salinas se llenan de agua de mar en primavera y se dejan evaporar bajo el calor intenso del sol siciliano y los fuertes vientos africanos. La recogida se hace una vez el agua se ha evaporado. Primero la sal se amontona en pilares pequeños dentro de las salinas y luego en pilas más grandes a lo largo de las orillas donde quedan protegidas de la lluvia con tejas de arcilla.

Solamente es aplastada y molida, sin más refinamientos.

Sal de Cebolla

Una sal hecha de una combinación de cebollas deshidratadas y finamente molidas (polvo de cebolla) y sal. Se usa para añadir sabor de cebolla a las comidas, pero da un sabor mucho más sutil que las cebollas frescas

Sal Líquida Marina

La empresa Salines de Formentera, S.L. acaba de presentar oficialmente su primer producto para consumo doméstico, de restauración y gourmet: la Sal Líquida Natural de Formentera.

Se trata, según afirman, de la primera sal líquida que es natural del mar, sin ningún tipo de aditivos de color o sabor. Y gracias a su composición y formato líquido, ofrece mayores beneficios para la salud, ayudando a prevenir un exceso de Sodio en el organismo.

Como Usarlas en la Mesa

Para la caza y carnes a la parrilla les va muy bien las sales ahumadas como las de Gales, que también encajan perfectamente con las setas.

En las verduras a la plancha con sales de cristales grandes, crujientes, tipo Maldon, la sal blanca y de especies orgánicas galesa, la gris de Guérande.

Para las ensaladas, cualquier cristal de sal es adecuado, pero las especiadas (comino, pimienta, clavo, cúrcuma) le aportan un toque muy aromático.

Los huevos encajan bien con la rosa del Himalaya, aunque también sirven las ahumadas.

Platos mediterráneos de pescados y verduras, la flor de sal d’es Trenc, sobre todo la que lleva aceitunas. Igualmente idónea la gris de Bretaña.

Tartares y carpaccios de carne o pescado se enriquecen con las escamas salinas de la Maldon y galesas (carnes) y francesas de Guérande y Camargue (pescados) por su sabor marino.

Al atún le va muy bien la flor de sal del Algarve.

En la cocina oriental la negra de la India.

Para el foie, la mallorquina de hibisco, por su toque floral y afrutado, aunque también está indicada la textura frágil de la M.