Vitamina B1 (tiamina): funciones, usos, contraindicaciones y efectos secundarios

Vitamina b1 tiamina

¿Qué es la vitamina B1 o Tiamina?

La vitamina B1 o tiamina pertenece al complejo de las vitaminas B.

Es absorbida durante el tránsito del intestino delgado y es inhibida por la presencia de alcohol etílico y ayudada a asimilarse por la presencia de ácido fólico y el ácido ascórbico.

Es una vitamina esencial para muchos seres vivos, entre los que se encuentra el hombre cuya ausencia en la dieta puede causar graves trastornos de salud.

Funciones de la tiamina

Las funciones principales de la tiamina en el organismo están relacionadas con

Metabolismo de hidratos de carbono, grasas y lípidos. Para producir energía

Metabolismo de proteínas ARN y ADN.

Protege a los sistemas celulares de subidas de glucosa. Por ello reduce muchos problemas que tienen los diabéticos.

En general, la vitamina B1 es fundamental en el crecimiento y desarrollo del cuerpo y en la adecuada actividad de los sistemas circulatorios, digestivo y nervioso.

Alimentos ricos en B1

La tiamina es fácil de obtener en una dieta equilibrada y sana.

Hay muchos alimentos ricos en vitamina B1 como cereales, carne (salchichas, mortadelas, bacon, hígado, patés, jamón serrano, etc.), frutos secos ( pistachos, nueces, avellanas) levadura, judías blancas, maíz, pan integral, etc.

Usos de la tiamina ¿Para que sirve?

En general el uso de la tiamina está enfocado a tratar todos los problemas que puedan derivarse de la no ingesta de esta vitamina como el síndrome de Korsakoff y el beriberi y por las neuritis asociadas al embarazo y la pelagra.

Pero si debes entender para qué sirve la vitamina B1 no sólo nos debemos detener en  la necesidad de paliar su déficit o falta. Hay muchas cosas más.

El uso de la vitamina B1 es muy habitual en:

Trastornos metabólicos. Se emplea para tratar afecciones metabólicas con un origen genético.

Diabetes. La hiperglicemia pude influir en el metabolismo de la B1, aparte de que la falta de esta vitamina puede afectar a la función endocrina y fomentar los procesos hiperglicémicos.

Demencia y Alzheimer. La tiamina interviene en complejos mecanismos fisiológicos que están relacionados con la atención y la memoria y podrían influir en el deterioro cognitivo y emplearse para mejorarlo.

Dismenorrea (complicaciones menstruales).  Esta vitamina disminuye sensiblemente el dolor menstrual en pacientes que lo toman durante al menos 3 meses de uso continuado.

Cataratas. Las personas que consumen tiamina de forma adecuada tienen menos problemas de cataratas. Falta evidencia para usarlo en el tratamiento de estos problemas.

Cáncer. Se trata a pacientes con cáncer y deficiencia de B1, pero se alerta que un exceso de esta vitamina puede acelerar los procesos de crecimiento tumoral, por lo que se recomienda el consejo médico.

Problemas digestivos. En la actualidad se usa frecuentemente para tratar diarreas crónicas, falta de  apetito, colitis ulcerosa y algunos trastornos estomacales.

Usos de la vitamina B1 no del todo acreditados

Afecciones del sistema inmunológico

Alcoholismo

Glaucoma

Mejorara el rendimiento deportivo

Mejora de la actividad cognitiva

La tiamina sirve para múltiples usos relacionados con importantes realidades de la salud humana. De ahí la necesidad de incorporarlo en cantidades saludables en nuestra dieta.

Déficit de la vitamina B1

Por el contrario, el déficit de vitamina B1 ocasiona un estados de debilidad y fatiga, con cuadros persistentes de cansancio.

En éste la ausencia prolongada de la ingesta de la tiamina puede desembocar en problemas de salud, el más conocido es el beriberi , y en casos crónicos de déficit de esta vitamina aparecen daños cerebrales graves que se manifiestan como el síndrome de Korsakoff (o beriberi cerebral)  y la encefalopatía de Wernicke.

Efectos secundarios de la tiamina

En dosis normales la vitamina B1 es de uso bastante seguro, sobre todo por vía oral aunque se han podido constatar, de forma rara y ocasional, algunas formas de malestar cutáneo (irritaciones) y algunos tipos de reacciones alérgicas.

Podemos decir que la tiamina está bastante libre de efectos adversos. Ya que los efectos secundarios más visibles, en dosis moderadas, solo afectaría a uno de cada 1000 pacientes, sobre todo por vía intarvenosa. Destacando el prurito que se manifestaría en el 1% de la aplicación hipodérmica.

Después de la administracion intramuscular de esta vitamina:

pueden ocurrir dolor e induración en el lugar de la inyección. Los pacientes tratados con tiamina intravenosa pueden experimentar una sensación de quemazón o de dolor poco despues de la inyección, sensaciones que pueden ser minimizadas si la administración se lleva a cabo lentamente. Las reacciones adversas en los lugares de la inyección suelen ser transitorios y poco intensos y desaparecen sin dejar secuelas.

Sí se han constatado efectos secundarios asociados a la sobredosificación crónica de vitamina B1 que desemboca en un cuadro sintomatológico similar al hipertiroidismo.

Insistimos en las en el bajo perfil de efectos secundarios de la tiamina si no se supera las cantidades máximas recomendadas.

Contraindicaiones de la tiamina

Las contraindicaciones que provoca la tiamina son muy conocidas.

Es aconsejable hablar con el médico las personas que tienen problemas de alcoholismo o de hígado porque son condiciones que dificultan el metabolismo y la asimilación de esta sustancia.

La encefalopatía de Wernicke se produce en pacientes que presentan deficiencia en la toma de vitamina B1. Este cuadro puede aparecer o agravarse en caso de que el paciente reciba inyecciones de glucosa.

Las mujeres que se encuentran en estado de gestación o ofreciendo la lactancia pueden encontrar bastante seguridad en dosis de 1.4 mg de tiamina diarios.

Cantidad diaria recomendada de vitamina B1

Como ya hemos hablado de forma general en respecto a la cantidad recomendada diaria de vitaminas (CDR), en el caso de la B1, estas son las dosis diarias recomendadas de su ingesta por edades son:

  • De 1-8 años 05 a 06 mg
  • De 8-13 años 0.9 mg
  • De 13 a 8 años 1.21 mg
  • A partir de los 18 años 1.52 mg