Vitamina B12 baja. Síntomas y causas de su falta

Vitamina B12 baja

Cuando tienes la cobalamina o vitamina B12 baja en el organismo por una mala alimentación o por otros problemas de salud, vas a tener que enfrentar una serie de síntomas y consecuencias que pueden mermar bastante tu bienestar.

Aunque se da más frecuentemente en personas mayores “La falta de vitamina B 12 se estima que afecta al 10% -15% de las personas mayores de 60” nadie está libre de padecerla.

Desde Nutropedia te vamos a mostrar los principales síntomas que has de enfrentar ante la falta o déficit de vitamina B12 en tu organismo, sus causas y cómo puedes remediarla.

Funciones de la vitamina B12

Antes de entrar de lleno en las consecuencias que tiene en el organismo la falta de la vitamina B12, entendamos mejor cuáles son sus funciones esenciales para interiorizar mejor lo que significan bajas cantidades de esta vitamina en nuestra salud.

La vitamina B12 participa de importantes funciones en el cuerpo, es fundamental en la división, crecimiento y funcionamiento general de las células,  en la síntesis del ADN y ARN, en la formación de algunas proteínas y de los glóbulos rojos, la mielina y en el metabolismo de lípidos e hidratos de carbono.

Con todo ellos nos podemos hacer una idea de cómo esta sustancia regula importantes funciones del organismo a nivel general y particularmente en el sistema nervioso central, la circulación sanguínea y el sistema inmunitario.

A pesar de ser una vitamina hidrosoluble no se excreta por la orina sino por la bilis y se almacena en el páncreas, hígado cerebro y corazón.

Esto hace que la sintomatología  de una prevalencia de vitamina B12 baja en el cuerpo no empiece a manifestarse a los años de haberse originado, lo que suele complicar su diagnóstico.

Causas del déficit de la B12

Para repasar las causas del déficit de vitamina B12 vamos a utilizar la excelente categorización realizada en el artículo Vitamina B12: metabolismo y aspectos clínicos de su deficiencia. En éste los principales elementos causales son

Edad avanzada: la cobalamina se adsorbe peor con lo años, fenómeno que se intensifica en la tercera edad.

Dieta pobre en vitamina B12: frecuentemente asociada a vegetarianismo y veganismo.

Desórdenes gástricos: como los provocados en la anemia perniciosa y congénita o desordenes estomacales.

Desórdenes mixtos: como los que tienen que ver con la mala absorción de esta vitamina o afecciones de posgastrectomía.

Defectos en el ileón: problemas de absortivos provocados por las drogas, problemas congénitos,  resección ileal, etc.

Desórdenes del metabolismo celular: provocados por problemas congénitos del metabolismo o contacto habitual con el óxido nitroso.

Desórdenes intestinales: causados por parásitos, bacterias, síndrome de Zollinger-Ellison, etc.

Desórdenes del transporte plasmático: producidos por déficits de proteína R y transcobalamina.

Síntomas de la falta de vitamina B12

Como hemos visto, los síntomas de la falta de vitamina B12 suelen manifestarse con el paso de los años y esto unido a lo inespecífico de los mismos y a que muchos de estos cuadros sintomatologicos son propios de otras enfermedades, hacen que esta carencia no sea fácilmente percibida y sea atribuida a otros factores.

Vamos a explicarte los síntomas más importantes de esta carencia orgánica.

1.- Fatiga y debilidad generales

Probablemente es uno de los primeros síntomas en manifestar niveles bajos de vitamina B12 en tu cuerpo.

Esta fatiga, debilidad o ausencia de energía, van a ir acompañadas de sensaciones de turbiedad y confusión.

Esto es así porque esta sustancia orgánica interviene en la formación de glóbulos rojos, los portadores del oxigeno en la sangre, lo que hace que descienda este vital flujo tan importante en el metabolismo corporal, especialmente implicado en la gestión de la energía.

Ya puedes dormir 10 horas  y comer como un atleta que si tienes falta de cobalamina vas a tener serios problemas para realizar cualquier esfuerzo por pequeño que sea.

No en vano se la ha definido frecuentemente como la vitamina energética y es habitualmente utilizada como suplemento deportivo por atletas que llevan al limite sus esfuerzos.

Otros efectos visibles de esta ausencia es la fuertes sensaciones de mareos y vértigo en ocasiones manifestándose en frecuentes desmayos.  Un estudio turco concluyó que un 40% de pacientes que buscan ayuda por sensaciones de vértigo padecen de falta de vitamina B12.

2.- Dificultad cognitiva

En muchos casos el deterioro cognitivo que acompaña al déficit de B12, manifestándose frecuentemente en estados de desorientación o confusión  es tomado como un problema de demencia precoz.

Como afirma Stephanie Middleberg

Los síntomas de una deficiencia de esta vitamina con frecuencia se parecen a los de la demencia, tales como la pérdida de memoria, desorientación y dificultad para pensar y razonar.

Esto es así en muchos casos porque la falta de vitamina B12 y los trastornos cognitivos están ciertamente emparentados: más de 2/3 de los pacientes con este déficit vitamínico presentan problemas neurológicos como la demencia.

De hecho una falta crónica y continuada de esta vitamina desemboca en problemas cerebrales, en muchos casos irreversibles.

La universidad de Oxford ha constatado experimentalmente que niveles de vitamina B12 bajos desembocan en la reducción del volumen cerebral.

3.- Inestabilidad emocional

La falta de vitamina B12 está intimamente asociada a problemas relacionados a la depresión y la ansiedad.

No está muy claro la forma en que se produce esto; se teoriza acerca del papel de la cobalamina en la producción de dopamina, serotonina, norepinefrina y noradrenalina, entre otras hormonas cerebrales, con un crucial función a la hora de gestionar el estado de ánimo.

También se habla de el déficit de B12 está correlacionado con niveles altos de homocisteina .  Como comenta el neurofarmacólogo de la universidad de Dallas, Teodoro Bottiglieri

Además los efectos neurotóxicos de la homocisteína también pueden desempeñar una función en los trastornos neurológicos y psiquiátricos que están asociados con la deficiencia de ácido fólico  y vitamina B12

4.- Sensaciones extrañas

Bajos niveles corporales de la B12  provocan daños en el sistema nervioso, en especial en la mielina, una vaina que protege los nervios que conllevan sensaciones extrañas y dolorosas que se desencadenan por todo el cuerpo.

Picores, palpitaciones, dificultades para caminar,  agudos pinchazos como de alfileres, entumecimiento… entre otros pueden estar manifestando este déficit pernicioso.

Una de las afecciones más contrastadas es la que se produce en el nervio óptico y en la capilaridad que circunda al ojo que provocan problemas de visión de todo tipo: visión borrosa, doble, falta de visión, problemas de enfoque, etc.

5.- Palidez de la piel y otros signos

La merma en el la corriente sanguínea que provoca la falta de vitamina b12 puede producir signos visibles en cuanto a la palidez de la piel

En ocasiones ese tono blanquecino torna en amarillento esto se debe a que la fragilidad que se produce en los glóbulos blancos hace que se rompan con facilidad y liberen en el torrente sanguíneo su bilirrubina que terminará por conferir esa tonalidad amarilla a la piel.

La lengua se ve afectada también. Muchas personas que sufren déficit de vitamina B12 ven como se “alisa” su lengua porque desaparecen muchas papilas gustativas.

Esto además hace que se pierda el sabor y el placer por comer, lo que desencadena una visible pérdida de peso en estas personas.

Además del sabor se producen dolores en la lengua y llagas en esta y la boca que empeoran este cuadro.

Esperamos haberte podido ser de ayuda y que entiendas mejor la importancia de la vitamina B12 en tu salud y los problemas que se desprenden de su carencia en tu organismo.